• Viajando sin afán

Laguna Santa Rita: un viaje que cambia vidas.





4 de la mañana: el silencio abruma, la mañana es tensa, los perros duermen. El grupo de 12 expedicionarios yacen en silencio en la parte trasera de un Willys cafetero del municipio de Andes, Antioquia, nos dirigimos hacia el punto de partida en la Vereda el Silencio del Corregimiento Santa Rita.


Después de 1 hora de camino, llegamos a la base e inicio de nuestra expedición. La lluvia empieza y nuestras botas empiezan a mojarse sin haber empezado la expedición... Un bautizo de la montaña.


La ansiedad disminuye al solicitar un permiso espiritual a los seres invisibles de la montaña, del Chocó y de la Laguna; el grupo está unido, está fuerte. La energía fluye!