Medellín, Colombia

info@viajandosinafan.com

Circular 4 No 74 51

Contacto:

320 625 96 50

 

© 2017 

  • White Instagram Icon
  • facebook

Laguna Santa Rita: un viaje que cambia vidas.





4 de la mañana: el silencio abruma, la mañana es tensa, los perros duermen. El grupo de 12 expedicionarios yacen en silencio en la parte trasera de un Willys cafetero del municipio de Andes, Antioquia, nos dirigimos hacia el punto de partida en la Vereda el Silencio del Corregimiento Santa Rita.


Después de 1 hora de camino, llegamos a la base e inicio de nuestra expedición. La lluvia empieza y nuestras botas empiezan a mojarse sin haber empezado la expedición... Un bautizo de la montaña.


La ansiedad disminuye al solicitar un permiso espiritual a los seres invisibles de la montaña, del Chocó y de la Laguna; el grupo está unido, está fuerte. La energía fluye!



"Un viaje lleno de retos físicos y mentales"

Antes de ingresarnos en la espesura de la montaña, nos vimos enfrentados a cruzar un endeble puente de madera donde nuestro equilibrio, tranquilidad y coordinación iban a ser vitales sí no queríamos acabar nuestra expedición más pronto de lo planeado.


El primer día subimos y bajamos 2 montañas en su totalidad, las bromelias, raices, el lodo y la humedad hacían de cada pisada un verdadero reto. Escalabamos, rappeleabamos, nos caíamos, nos levantabamos, seguíamos firmes aplicando la filosofía clásica de montaña "Mucha risa pa´que no duela nada".


"Mucha risa pa´que no duela nada"


Nuestra primera parte de la expedición debía terminar en el campamento al lado del Rio El Silencio, en medio del bosque espeso de la cordillera. Un "campamento" que había sido totalmente arrasado días antes de emprender nuestro viaje y lo único que encontramos fué troncos de madera, lodo, y raíces. Cansados pero firmes ante el escenario, acampamos allí, en el vientre de la montaña.





Dia 2 ... continuará

#Montaña

41 vistas